Mi relación con las mujeres.

30 06 2006

Mi relación con las mujeres es como una película de Woody Allen. Enemigo acérrimo de la Liga, en concreto de su más grande representante: Gay-man

A ese malditojudiohijodeperra no se le ha ocurrido otra cosa que ponerme un satelite de la liga de baseball para que me espíe y encontrar fuente de inspiración para sus largometrajes. Si si, muy gracioso, muy gracioso, hasta que te das cuenta de que es tu vida lo que esta pasando por esa pantalla. Mi hermana lesbiana, su novia también, y la cuñada que no es lesbiana pero no me hecha ni caso. Empiezo a pensar que la liga de baseball está formada sólo por lesbianas.
A partir de ahora sus peliculas me dan mucho miedo.





Despertar

3 05 2006

Hace ya unos años que dejé de jugar a los cromos y hace relativamente poco que entendí que hay cosas que no se piden, sino que se quitan, o mejor dicho, se roban. A veces silbando, haciéndose el sueco, otras veces avisando.

Unas veces son besos, otras veces son silencios, otras miradas, otros gestos. Un ladrón de guante blanco me dijo una vez, que lo único que importa es intentarlo. La emoción del momento de incertidumbre de conseguir lo que quieres es, a veces, mejor que el instante en que cae en tu mano ese algo.

Sólo a veces….

Sólo a veces despierto y me siento en la cama, miro a la ventana y la persiana está echada. Ojeo la ropa del día anterior y busco… no sé muy bien el qué, quizás la que mire mañana.

Recordando lo que ha acontecido en el día anterior miro el reloj, adivinando lo que vendrá apago la alarma.

Ya he tomado la tercera bocanada desde que recuperé la conciencia y el tercer parpadeo de mis ojos me sirve para comprobar que el suelo sigue donde lo dejé.

Todas las emociones que me han atravesado últimamente, me han vapuleado, pero no acaban conmigo.

Algunas emociones hacen rotos, pero yo no voy a aterrizar, ahora mismo, no voy a volverme gris.

En algún lugar hace un tiempo encontré un par de alas que me han llevado a hacer cosas que nunca pensé. Y ahora me llaman para felicitarme desde la capital, por el trabajo realizado. Desinteresadamente, por diversión y admiración.

Y me has llamado…

Y me ha llamado sólo para decirme que le gusta.

 

Hace ya un tiempo que te escucho, alguna que otra letra la cambiaría, porque resulta que, como estás leyendo, hay gente que escribe que no te olvidará.

Muchas gracias.





El día de la vuelta.

26 04 2006

Eran las ocho y media de la mañana cuando me desperté tras una juerga con la gente de Microsoft. Como no me acordaba de lo que había pasado, desperté a Mudi diciéndole:

Juanma: ¡Tiooo! Que son las ocho y media y el autobús nos recogía a las ocho menos cuarto para ir al a final.

Mudi: Te quieres callar la boca que la final fue ayer y hemos ganado

Juanma: Ostia es verdad.

Y bueno la ya me relajé y disfruté.

Fui al workcenter de enfrente a enviar el dvd de esta mujer, y nos fuimos a Sevilla.





En el hotel.

26 04 2006

Tras despedir a nuestros compañeros nos montamos entre una y diez personas en un autobús para sesenta de vuelta al hotel. Fue un viaje interesante, cantando versiones de Queen relacionadas con .NET y recitando frases dedicadas al gran Chuck Norris.

Tras un rato en la habitación intentando digerir lo que había pasado por la mañana veo que tengo un mensaje en el móvil, un número desconocido, o eso creía yo.

El mensaje rezaba: “Oye juanma, es posible k te haya visto x la tele?”

Le pregunto a mi compañero y amigo Mudi y me responde que puede ser de otro amigo nuestro, un tal Maese Cuco, de las tierras de la Comarca, más concretamente de Hobbiton.

De forma que sin pensarlo un momento llamo al dichoso número y me lo coge una chica y se produce la siguiente conversación:

Chica Misteriosa: Hola Juanma, ¿Qué tal?, te he visto por la tele, felicidades.

Juanma: Hola, muchas gracias. ¿Cómo estas?

Chica Misteriosa: Pues nada, aquí que estaba viendo la tele y he visto las noticias y me he quedado un poco atrapada y he dicho: Ehh, es Juanma. Y te he llamado.

Ahora hay una serie de puntos suspensivos que iba a poner, pero mejor voy a contar que no recuerdo muy bien la conversación, ya que estuve dándole vueltas a la cabeza intentando recordar de quién era esa voz. Y no caía, entre tantas cosas que me habían pasado en esa mañana, pues, tenía la cabeza un poco bloqueada. Así que tras los puntos suspensivos viene lo siguiente:

Juanma: Mira, perdona, pero es que llevo un rato hablando y no caigo en quien eres.

Chica Misteriosa: ¿No caes en quien soy?

Juanma: No

Chica Misteriosa: ¿No reconoces mi voz?

Juanma: Lo siento, pero no caigo.

Chica Misteriosa: Bueno, a ver, ¿Qué quieres que te cante?

(Aparecen nuevos personajes, su aparición es corta, pero su diálogo importante)

Y el personaje es La Cabeza de Juanma.

La Cabeza de Juanma: ¿!QUE¡?

Ahora toca describir el suspiro de un quinceañero cuando en el 94 consiguió reproducir el MoonWalk de Michael Jackson. Dejémoslo en que fue un suspiro muy patético, pero que salió de los adentros de un fan. Es que resulta que era Tiza, la misma cantautora que escucho a todas horas, dándole la paliza a mis amigos en el coche, en el portátil, en mi casa, en la ducha, a la vuelta de la esquina … en todas partes.

“Ea, misterio resuelto, al chica misteriosa iba a ser Tiza”

Y dejemos que el resto de la conversación, por mi parte y mi acongojada garganta, no supero en mucho el nivel de la que mantuvieron por primera vez Alexander Graham Bell y su ayudante. No preguntéis por su nombre, no es parte de mi historia.

Y bueno, el final de esta anécdota es que soy un poquito más feliz y otro poquito más estúpido por no saber que decir al descubrir a mi interlocutora.





Las pruebas

26 04 2006

Nos perdimos, mejor dicho, se perdió el conductor del bus en el camino al parque. Dimos un poco de vueltas pero nada, fue un paseo en el que me pude echar un poco la siesta.

Desde luego, el ambiente en el bus no estaba mal, todo compañerismo y buen royo, pero ¡Oh, campos mustios de soledad verdes teñidos! Cuando llegamos al parque para preparar las pruebas, cada uno a lo suyo, sin preocuparse por los demás, sin decir hola ni nada. Bueno, alguno que otro si, pero dios, la tensión se podía cortar con las manos.

Nosotros empezamos a hacer nuestras cosas, sin prisa pero sin pausa, viendo qué iluminación nos venía mejor.

Como una amiga de fantasía diría, estuvimos preparando las pociones y comprobando las dosis exactas de cada ingrediente. Mientras hacíamos eso, uno de nosotros fue observando un poco los demás proyectos, y estaban bien, unos más otros menos, pero vamos, que todos se merecían estar en la final.

Acordaos ahora de esta parte que viene ahora.

Aprovechando que había wifi en el local pues me puse a enviar un correo a una persona que admiro mucho, y que me ha enamorado, pero bueno, como yo soy optimista no pensaré que es un amor imposible, sino más bien un amor platónico (N.D.A., Miguelito, no te pongas celoso que yo soy un caballero y no me gusta romper matrimonios.).

Bueno, la cosa es que le mandé un mail a Tiza (http://www.tiza.biz) diciéndole que estaba en Madrid y que iba a llevar el DVD. No tardó ni 5 minutos en responderme diciendo que genial, que iba a ir al Búho Real el Sábado.

Y nada, aquí un programadorsito que se fue todo contento antes de una final nacional después de haber recibido un mail de una completa desconocida, en realidad, no tan desconocida, pues había oído de ella varias composiciones que describían lo más profundo de su alma.





Tiza y Sevilla

6 03 2006

Cito y modifico un poco algo que dices en una canción “Sólo tu garganta sabe acariciarme el alma?, me reitero, me pongo de rodillas y me rindo. No voy a plantar cara. Después de un par de meses escuchando, sintiendo y bueno, deleitándome con tu música, sin quererlo ni beberlo veo en la web de Tiza que viene a Sevilla. Genial, voy a verla en directo.

Con una cocacola en la mano y un cigarro en la otra, charlando sobre cuando empezaría. Y de repente, empieza a entrar gente, unas guitarras, chavales, chavalas y sin haberme hecho a la idea de que el momento iba a llegar, apareció detrás, al final, intentando pasar desapercibida. Lo siento, pero no lo conseguiste. Era ella, sólo había visto fotos, y allí estaba.

Antes de seguir, creo que estoy dando una imagen de enfermo, no es mi intención, la verdad, no esperaba sentir lo que sentí al verla tocando en directo. Sobre todo porque no he pasado por unos buenos momentos estos últimos días. Y ante el choque de sentimientos y encontronazos de ilusiones, cuando me acosté, a las cinco de la mañana me desperté y me encontré llorando como un niño chico sin saber muy bien porqué.

Pocos la conocían por El Perro Andaluz, no importaría, en el momento en que empezase se quedaría con todos los que allí estábamos. Y así fue, el primer tema “La agonía de los besos?, genial.

Miguel Domingo, un tipo que me pasó inadvertido al entrar en el local, no lo conocía. Con su guitarra hizo lo que nunca he visto hacer, guió al público directamente a sus bolsillos, y se nos ha llevado a Madrid con él.

Una chica le mandó un mail unos días atrás pidiéndole un tema para el concierto, y lo tocó, se lo dedicó. Yo estaba justo al lado de esta chica. Las miradas de complicidad que hubo entre ellas dos durante ese tema me pusieron los pelos de gallina. Si a mi me pasó eso, no me quiero ni imaginar lo que le estaría ocurriendo a ella. Se le veía en la cara que algo especial le estaba recorriendo el cuerpo de arriba abajo.

Pocas personas han sido capaces de hacerme sentir cosas tan distantes entre sí con la misma canción. Y una vez más lo hizo, pero esta vez en vivo y en directo.

Hemos grabado la mayor parte del concierto. Mudi y yo estábamos junto a una columna al lado de la barra, y la verdad, creo que Mudi es un gran cámara. Eché un vistazo a lo que estaba grabando y parece que no va a quedar nada mal. En cuanto lo pasemos al ordenador lo voy a ir colgando.

Poco a poco fue llegando el momento del fin, no quería verlo venir.

No estaba preparado para lo que iba a ocurrir.

Nos acercamos a comprar una maqueta y a que nos la firmara. Bueno, entre balbuceos y estupideces que suelo decir cuando estoy nervioso logré decirle que me echara una firmita en el disco.

Muy cercana, y agradecida me escribió:

“Para Juanma, gracias por venir. Ha sido genial verte detrás de la columna en el punto de mira. Tiza?

No sé cómo se verá desde el escenario al público y me sorprendió que se hubiese fijado.

Muchas gracias por ser así.

Tiza y Yo





Gracias Tiza

30 12 2005

Devuélveme el corazón,
no me importa si esta usado,
si no tiene buen color
o está asustado.

Que no estoy yo para perder
mi locura desmedida de quererte y verte aparecer
tras una esquina donde humean las heridas y el instante se perdió.

Y ya nadie me escribe que no puede olvidarme.
Sin saber como fué,
me he perdido en un mundo sin aire.
Que ya nadie me dice lo que puedo probarme.

Me quedaban mejor tus abrazos cuando no lo sabía nadie.

Devuélveme el corazón.

Devuélvele la razón
a este baile de palabras sin barreras.
Se me juntan las escenas de lo que antes era y ahora sigue siendo tu calor.
Devuelveme el corazón, pero quedate conmigo aquí, para el resto darle ganas de seguir latiendo por ti.