El colegio de Babel

12 10 2007

Ves las noticias y te das cuenta de que las escrituras son atemporales. No pasan los años por ellas, siguen siendo igual de válidas hace 2000 años que hoy día.

Un ejemplo sencillo de esto son las noticias de las niñas a las que no dejan ir al colegio por llevar un velo en la cabeza por procesar la fe musulmana. Por un trozo de tela. Que dicen algunos que es un icono de la sumisión de la mujer en dicha religión, otros dicen que los niños son muy crueles y se van a burlar de ellas.

Luego dicen en la televisión que la escolarización de un niño está por delante de las normas internas de cualquier colegio, y esa es la razón por la que tienen que dejar a esa niña asistir al colegio. A ver si nos enteramos:

Extracto de nuestra constitución:

Artículo 16
1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

 Cualquier persona puede procesar la fe que estime oportuna, y un velo en la cabeza no coarta la libertad de nadie. Si queremos reducir el velo a una tradición, én otra tradición se ha convertido hoy el santo sacramento del bautismo que realmente pocos padres saben lo que significa y lo hacen por tradición. Pero especial atención a que el bautismo de hoy día es algo vacío.

Jorge Drexler dice en una cancion: “Yo soy un moro judío que vive con los cristianos, no sé qué Dios es el mío, ni cuales son mis hermanos.”

Seas moro, judío o cristiano, tus hermanos son todos los que están a tu alrededor, en el trabajo, en la familia, en tu comunidad de vecinos, y en el colegio de tus hijos.

Que una profesora diga que los niños son crueles y que esa es una de las razones por las que impedir que la niña vaya con el velo, es la peor escusa que he podido oir. Parece que dicha señorita no lleva muchos años en la enseñanza y que pasó por esa etapa sin darse cuenta de nada. Sepa usted que los niños se burlan de los demas tan sólo por llevar gafas, o porque se le haya caído un diente.

El respeto a los demás es algo que también deben enseñar los padres. Y ese burdo intento de asignatura, Educación para la ciudadanía, es el intento de llevar al colegio lo que debería enseñarse en casa.


Acciones

Information

5 responses

12 10 2007
Lucas

Vale. Sólo una cosita: ¿la asignatura de religión no es también un burdo intento de llevar al colegio lo que deberían enseñarnos nuestros padres? No sé qué es lo que pensarás tú en concreto sobre eso, pero me llama mucho la atención que quienes están en contra de Educación para la Ciudadanía suelen también estar a favor de rescatar la vieja asignatura de religión, esa en la que, por mucho que digan, un cura te adoctrinaba sobre la fé cristiana (he sido testigo de ello durante años como alumno).

Completamente de acuerdo en que los padres están empeñados en quitarse responsabilidades de encima y cargárselas al sector educativo. Es de vergüenza. Antes enseñaban a los niños a ser cristianos, ahora quieren enseñarles a ser tolerantes. Como si no fuese obligación tuya educar a tu hijo para que no se convierta en una mala persona, que manda huevos la cosa.

De todas formas, nunca habrá un consenso sobre esto. Porque la educación es adoctrinamiento en sí. No porque yo lo diga, sino porque la educación obligatoria y gratuita nació con las revoluciones liberales del sigo XVIII, no sólo para alfabetizar a la población, sino para transmitirles la nueva cultura, forma de pensar, los nuevos nacionalismos (los casos italiano y alemán durante el siglo XIX son lo más evidentes en este sentido)… Como suéle decirse, nada es gratis en esta vida. Y la educación, además, es una de las armas más potentes para impulsar una corriente de pensamiento (ahí están vascos y catalanes, sin ir más lejos, reinventado la Historia de España y enseñándosela a los niños desde el colegio como si fuese verdad de toda la vida).

PD: este mensaje no va en plan “troll”, es que estos debates me parecen muy interesantes y sólo quería aportar mi opinión.

12 10 2007
Vio

¡Hombre! “ira quien éh”
La educación siempre ha sido un tema de discusión. Pero con respecto al tema de la educación, quizás te sorprenda saber, que con lo que yo estoy de acuerdo es que mis hijos no sólo sean unas máquinas en matemáticas, física o química, sino que tengan un conocimiento amplio sobre la cultura de la sociedad en la que viven. Dicha cultura viene de los árabes, judíos, muslumanes, cristianos, etc, etc.
La asignatura de Religión bien entendida y bien impartida, desde mi punto de vista (que puede que no sea el de otros) tiene un gran valor. Tengo la experiencia de profesores/as de religion que han sido catequistas y amigos míos. Enseñan la religión cristiana, la vida de Jesus, la de Mahoma, etc, etc. Pero no les enseñan que Mahoma trajo a la montaña hacia él, o que Jesús multiplicaba panes y peces. Lo que enseñan es el milagro del compartir (panes y peces), lo que signifia esforzarse (la montaña), etc…
El problema es que la asignatura de Religion lo que ha tenido de sobra es malos profesores.
Pero vamos, leyendo este extracto de los contenidos de dicha asignatura:
http://www.mec.es/mecd/gabipren/documentos/files/ciudadania.pdf
Me río mucho al ver que es exactamente lo mismo que me enseñaron en religión, y más tarde en catequesis de jóvenes, y ahora en catequesis de adultos. Y claro está, también en casa que es lo realmente importante.
Me gustaría confiar mucho en el sistema educativo, sé que la educación es la solución a todos los problemas de la sociedad, el problema que le veo es que la eduación plantea una solución a muy largo plazo, y según en qué cosas hace falta una solución ya. Porque esto se nos va de las manos.

15 10 2007
Lucas

A mí de todas formas lo que me parece es que la religión, como todas las manifestaciones culturales importantes, veasé arte, literatura, música, cine, publicidad (¿por qué no? vivimos rodeados de ella), fútbol (¿que no es importante el fútbol? :P)… Si tuvieran que enseñarse en una asignatura, debería ser en Historia. Para no perder las perspectiva. Tres días enteros a la semana los niños ahí dando clases de Historia, hasta que se aburran.

Aunque de todas formas, tal y como está el patio, poco se puede hacer ya. Yo me enteré hace poco de que la Corona de Aragón nunca existió, parece ser que en realidad se llamaba Reino de Catalunya, pero los malditos franquistas nos lavaron el cerebro a todos incluso décadas después de que la palmase el caudillo (notese el tono irónico).

También por eso digo que, al menos bajo mi punto de vista, tanto debate sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía me toca las narices un poco. Lo realmente importante de la Educación, qué pasó hace tanto tiempo, dónde, cuando, cómo y por qué, ahora lo tratan de manera superficial y de 17 formas distintas. Y materias como la Economía, que es fundamental para decidir a quien votas (porque básicamente para eso sirven las elecciones) no aparece como asignatura hasta 3º de ESO, y encima como materia opcional.

Porque la cultura religiosa puedes aprenderla en casa, en la calle, en el día a día (está en nuestra propia cultura, guste o no), pero a ver dónde te van a enseñar qué es el neoliberalismo, como influyen las estructuras empresariales en la toma de decisiones, para qué sirven los impuestos, cómo los han malgastado todos los gobiernos inútiles que hemos tenido… Me juego el cuello a que el vecino del quinto, que es albañil, no le va a enseñar esas cosas al pequeño Jonathan. Como dije en el otro mensaje, la educación es adoctrinamiento: te enseñan lo que interesa que sepas.

El próximo mensaje procuraré no escribirlo tan largo xD

18 10 2007
Marcos Cobeña

Hola Juanma:

“El respeto a los demás es algo que también deben enseñar los padres. Y ese burdo intento de asignatura, Educación para la ciudadanía, es el intento de llevar al colegio lo que debería enseñarse en casa.”, énfasis añadido por mi.

A ese párrafo me quería referir cuando antes nos vimos. Burda/o, según el diccionario de la lengua española, de la RAE, es sinónimo de “Tosco, basto, grosero”. Partiendo de esa base, tú no estás respetando la labor de la asignatura, ni de las personas que hay detrás de ellas, creyentes o no. ¿Qué magnífica paradoja, verdad? Te conozco, y quiero pensar que no quisiste utilizar ese adjetivo (si me equivoco, corrígeme por favor).

Me resulta curioso cómo un buen número de personas que están en contra de la asignatura siempre hace uso del mismo razonamiento: “el intento de llevar al colegio lo que debería enseñarse en casa”, cuando lo que verdaderamente quieren expresar es: “temas tabú como la homosexualidad y el uso del preservativo se lo inculco a mis hijos yo, nadie más” (hay quien lo expresa de forma abierta).

Si te fijas, lo que realmente hace “daño” a ciertas personas es tratar temas, para algunos, tabúes. ¿Has oído a alquien quejarse porque en alguno de los libros se dice que el Heavy Metal, junto con el tipo de estética asociada, es algo normal en la sociedad de hoy día? Yo, no. Eso probablemente les/os/te dará igual que lo enseñen en el colegio, no se considera transcendente.

Vengo de clase de TIS (Tecnología, Informática y Sociedad, http://www.dte.us.es/ing_inf/tis/), y me ha venido como anillo al dedo para este debate. Podríamos estar horas y horas discutiendo sobre la existencia de Dios, pero en ningún momento podríamos demostrar nadie que no existe (ni que existe, no nos olvidemos). No merece la pena perder en el tiempo en eso.

En lo que sí merece la pena dedicar el tiempo es, por ejemplo, en enseñar que el preservativo es algo bueno, necesario; que la [bi|homo]sexualidad es algo completamente normal, de donde puede surgir una familia normal, y formalizarse como matrimonio por un proceso normal. Y hay que respetarlo, porque forma parte de la ciudadanía en la que vivimos.

De todos modos, para finalizar, creo que gran parte de la controversia es debido a que se opina sin saber, desde la más profunda ignorancia, porque dudo mucho que antes de atribuir el adjetivo “burdo” a la asignatura te hayas gastado un poco de dinero en ir y comprar alguno de los libros. Y ese problema está en un plano no disjunto a ser creyente o no, ojo. Paradójicamente, eso también se transmite en la asignatura.

Un saludo,

Marcos

18 10 2007
Vio

Puedo haberme equivocado en el adjetivo, pero creo que no me explico mal cuando digo: “Educación para la ciudadanía, es el intento de llevar al colegio lo que debería enseñarse en casa”.
quizás debería cambiarlo y decir: “Educación para la ciudadanía, es el intento de llevar al colegio lo que hoy no se enseña en casa.”
Desgraciadamente, por mucho que digan que la educación es gratuita en este país, el precio de los libros de texto me dice lo contrario, y por ello, tan sólo puedo ver las publicaciones digitales que hace nuestro gobierno sobre estos temas.
El temario no está mal, es solo que, como ya te dije cuando nos vimos, esas cosas los padres de hoy no se lo enseñan a sus hijos. La educación no está solo en el colegio, sino en casa también, y eso se está perdiendo en las familias de hoy en día.
Con respecto a las familias homo|bi sexuales, tienes toda la razón. Una familia se basa en el amor, no en el sexo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: