Mangas recogidas y listo para la carrera.

10 04 2006

Bueno, este post va a ser especial. Como en La Historia Interminable, habrá partes que estén en “rojo” y otras en “verdes”. Pero como se que al menos tengo un lector que no distingue esos colores, pues no voy a hacer la putada de ponerlo en colores. Pondré separadores diciendo: Esta parte va en rojo.
Además la escribimos él y yo juntos, y bueno, se lo debo, así que quedaría feo. Como la historia de Atreyu, no está terminada, veremos a ver cuantas partes hago.

————Esta parte va en rojo————

Érase una vez en un país muy muy lejano, creo que quedaba fuera de Sevilla Este. Que estaba lleno de hadas, elfos, gnomos, y demás especies de la misma ralea, todas autóctonas del mundo de la fantasía. Inmigrantes sin papeles en este mundo de la realidad, por falta de trabajo en su país natal. Doy pistas, Fantasía, sí ese país, el de Fuyu, Atreyu y la Emperatriz infantil.

————Esta parte va en verde————

Érase una vez en un lejano país de fantasía, vaciado de sus seres mágicos a causa de la emigración, porque el trabajo de fauno no esta muy cotizado y todas las madres habrían preferido que sus hijos hubieran sido médicos antes de misóginos, alcohólicos y flautistas de tres al cuarto. En el más lejano de los bosques encontramos a un tipo, si un tipo, porque no suelo acercarme a extraños enormes a preguntarles su nombre, horóscopo, si estudia o trabaja.

————Esta parte va en rojo————

Hay algo de lo que puedo estar seguro. Había un tipo, un poco alocado, corriendo detrás de su razón cada vez que de su boca salía alguna de esas cosas que conocemos como gilipolleces o tonterías, a las que mucha gente era alérgica. La verdad, este tipo se pasaba la mayor parte de su tiempo corriendo. Sí, la mayor parte de su tiempo. Sólo descansaba cuando estaba sólo.

————Esta parte va en verde————

Aquél sitio era frondoso como en todas las historias de héroes que salvan algo, bien sea una princesa en peligro, un pueblo atormentado por un dragón o el propio ego del héroe, el mismo que estudio ciencias puras y luego acabar opositando para una plaza de “Príncipe azul (Tipo C)?. Nuestro héroe de hoy, el tipo, miro aun lado y al otro, se apostó frente al bosque al completo y dijo:

-¡Tú!, ¡bosque de cuento!, quiero vivir aventuras misteriosas y no me lo estás poniendo fácil. Así que ahora mismo quiero que te vuelvas misterioso. Ya sabes, entorna las ramas, frunce las hojas y ya estás quitándote esos pájaros cantarines de las copas de los árboles.

-(El bosque) ¿Qué…?

-¡Ah!, por cierto no sabrás por dónde queda Castillo encantado s/n, cerca de la Av. de los Héroes Caídos por Dragones. Es que soy malísimo para las direcciones.

————Esta parte va en rojo————

Para que no se entienda mal, este tipo se había acostumbrado a decir las mejores tonterías por las mañanas, así que las mejores carreras eran, por ende, matutinas. Una de esas mañanas corrió tanto que acabo no sabe muy bien cómo en un sitio… (Bueno, si sabe cómo, llegó corriendo) … en un lugar por el que seguramente pasaron aquellos seres inmigrantes, que al ver a la policía recogieron sus bártulos un poco a toda prisa y se dejaron el objeto allí.
No sabe muy bien para que sirve, pero por la apariencia no parece ser que sea para el mal. Además tenía un número de serie grabado, lo que le llevó a la conclusión que no era el único. Parecía nuevo, de hecho lo era, y tenía un brillo abrumador. Se lo quedó no sabe muy bien para qué, al menos por ahora.

————Esta parte va en verde————

-(Bosque) Mira, haremos unas cosa, yo te digo dónde queda y tu me dejas en paz, que me quedan sólo trescientos nueve años para jubilarme y ya le he echado el ojo a una colina soleada en Florida.

Puede que “el tipo? suene muy impersonal, pero os comento que iba en blanco y negro, todo él, como si hubiese salido de un viejo capítulo de “Los Monster?. Caminó por lo menos un par de días y sus noches hasta que a la mañana del tercero llegó a su destino, “Urb. Princesa Encantada?, bueno los castillos tipo dúplex se han puesto de moda desde que la fantasía cotiza en bolsa y el más rico del país no es el Rey Justo sino un inglés marisabidillo llamado Potter.

Subió, y subió, sólo eran cuarenta y dos plantas y no tuvo que subir más. Vocifero en la puerta, vio que no funcionaba, tocó al timbre, de nuevo el silencio. Como era un tipo “curioso? se dijo: “eso va a ser que esta encantada? y continuó: “esto lo desencanto yo en un plis?

CONTINUAR?…?


Acciones

Information

One response

11 04 2006
penyaskito

No sé a qué viene, pero es de lo mejor que te he leído. ¿Harás parón como en Lost? ¿O sabremos el desenlace pronto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: