Erase una vez un reino. (I)

15 12 2005

Muy pequeño, justo en el límite entre la locura y la razón. Sumido en crisis permantentes, ya que sus vecinos siempre se lo disputaban. Tiraban de él, políticamente hablando, como si fuese una mosca que hubiere caído en una telaraña compartida.

Era el reino más débil de todo su entorno. Dependía completamente de sus compañeros de mapa. Este reino no encerraba en sus fronteras grandes tesoros, ni paraísos fiscales. Sólo era una posición estratégica para sus vecinos.

No he comentado que sus adyacentes eran los reinos más poderosos de la telaraña terrenal. Y debido a esto no se llevaban muy bien. Uno quería entrar en el otro y viceversa. Muchos hombres perecieron a lo largo de la historia de ese mundo “gracias” a los enfrentamientos producidos por la codicia de sus gobernantes.

Incluso informativamente, nuestro reino protagonista, era la única víctima de unos intereses fraudulentos para unos e inteligentes para otros.

Como en tantas otras historias de la misma ralea que esta, los inocentes que no llegaban a entender el porqué de todas estas cosas, vivían sólo porque sus madres le dieron a luz.

Hacía tiempo, un hombre y una mujer, cada uno de un país, tuvieron un hijo.
Según las leyes de la genética y la gracia de Dios, este hijo se quedó con lo mejor de sus padres.

Pasado el tiempo, este hijo se convirtió en hombre. Debido a su trabajo, debía viajar de un país a otro, en un herrante caminar y devenir por caminos valdíos, destrozados por la “guerra” encuvierta que manteían sus países natales.

Una vez, este hombre se encontraba tan cansado que decidió parar en el reino frontera, como se le conocia entre la plebe.

Se sorprendió al saber que su gobernante era una mujer. Debido a su naturaleza investigadora y a su profesión de comerciante, pensó que sería interesante entablar relaciones comerciales para su prosperidad económica.

Tras sobronar a unos cuantos nobles, pudo concertar una audiencia con la reina.

Él no sabía que iba a ser su final.

El dia de la cita, le llevaron al despacho de audiencias. Era un lugar simple, sin adornos barrocos. Un lugar para que los visitantes se olvidasen de la condición monárquica de su interlocutora.

Ella siempre lo había querido así. Se sentía como una más. Y así se habría seguido siendo, si no hubiese concedido aquella audiencia a aquel pobre hombre desvalido, sin defensas de ninguna clase.

Nuestro amigo, ni pudo ni quiso engañar a SU nueva monarca.
Primer error,no estuvo bien, este hombre la “cagó” desde el primer momento. Mirarla a los ojos, a una reina, mientras le ponía nombres a los dos hijos, al perro y al canario, fue un craso error, pero no el peor.
Ella, quizás se sintió abrumada.

Y es que tampoco he dicho que hay personas con cierta “capacidad” para leer emociones en los rostros, y casualidades de la vida, esta reina la poseía. Por muy curtido que estuviese nuestro amigo en las artes comerciales, no podía ocultarlo.

Lo mejor llegó cuando empezaron a hablar.

Ella supo guardar las distancias, él no.
Ella supo ocultar ciertas cosas, él no.
Él decía cosas sin sentido, ella no.

No llegaron a nada tras esta primera audiencia. Si existiese una forma de analizar conversaciones y extraer lo que realmente se quiere decir, el resultado hubiese sido:

El:  Eres tu.
Ella:  (Nota del autor: Algún dia pondré lo que quiso decir, pero por ahora no lo sé).

Tras esta primera audiencia, él se quedó recordando cada gesto, cada mirada, cada palabra…
Desgraciadamente esto no era bueno. A más recordaba, más pensaba, y se fue dando cuenta de ciertas tonterías que dijo, que no le dejaron dormir.

Continuará ….


Acciones

Information

2 responses

16 12 2005
penyaskito

Suerte en la proxima audiencia con su alteza.
El pequeño comerciante tiene todo mi apoyo😉
Un beso.

17 12 2005
stalker

Juanma… deja de fumar tabaco barato de ese que te está fundiendo las neuronas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: